Los años 70

A grandes rasgos, la música rock en la década del 70 comenzó en forma desgraciada con la muerte de Jimi Hendrix y Janis Joplin, dos símbolos de la generación de los 60, que mueren a causa de sobredosis. En lo musical, la experimentación hippie y psicodélica de los 60 dio paso a un género mucho más pomposo y enrevesado: el rock sinfónico.

Sus principales exponentes -y también los más exitosos- fueron Yes, Genesis y Pink Floyd, quienes se cansaron de vender millones de discos y llenar estadios. En líneas generales, el rock más puro seguía dominado por The Rolling Stones y The Who, quienes se vieron favorecidos por la separación de Los Beatles. En tanto, bandas como Led Zeppelin, Black Sabbath y Deep Purple fueron los puntales de lo que luego se llamó heavy metal, un género que iba a marcar una época años después.

En los primeros 70, además, el glam rock y la actitud andrógina de talentos como David Bowie y T-Rex iban a hacer las delicias de miles de seguidores. Y aquí comenzó toda una puesta mucho más teatral, mostrando que el rock además de acordes era un espectáculo integral: así, Alice Cooper y Kiss se adueñaron de los mejores shows de la época, y luego serían influencia para muchisímas bandas -y aun hoy lo siguen siendo-.

A partir de la segunda mitad de la década, un género proveniente de los suburbios neoyorquinos irrumpe para devolverle esa cuota de rebeldía que el rock y la música de los 70 había perdido: se trata del punk, una música mucho más minimalista y rápida que la practicada hasta el momento: sus principales exponentes fueron Ramones en Estados Unidos y en Inglaterra los Sex Pistols y The Clash.

Luego del furor del punk, que fue relativamente corto, a principios de los ochenta aparecen dos estilos que iban a dominar la década: por un lado la new wave -pop- y por otro el heavy metal, que en los ochenta se hizo grande con la aparición de bandas que ya hacía un tiempo que la estaban peleando: Iron Maiden, Saxon y los más veteranos Judas Priest, entre otros, provenientes de Gran Bretaña (movimiento que se conoció como NWOBHM -New Wave Of British Heavy Metal-).

En tanto, las bandas conocidas como de la new wave utilizaron una estética mucho más glamorosa, y aunque muchas provenían de la camada punk, la música de los 80 fue bailable y apta pata todos los gustos: así, grupos como The Police, Duran Duran, Culture Club y Spandau Ballet coparon los charts y las radios. También, la música de los 80 fue tomada por los solistas, como Michael Jackson, Prince o Madonna, como ya hablamos en este completo artículo.

Hubo además espacio para el movimiento dark, con exponentes como The Cure y Bauhaus, y para el tecnopop que pegó fuerte entre los adolescentes de la mano de Depeche Mode, Erasure y Pet Shop Boys, entre otros. Mientras, una banda de esta década luego se iba a erigir como la más importante del mundo: U2.

El último de los movimientos musicales masivos de los 80 fue el hard rock, una versión más liviana del heavy que casi rozaba la múica pop. Grupos como Bon Jovi, Def Leppard o Poison vendieron millones de discos con una propuesta que venía acompañada por las caras bonitas de sus integrantes para delirio de las adolescentes; en paralelo, otros como Guns N’ Roses y Metallica se disputaban el trono heavy hacia finales de los 80.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s